martes, 11 de diciembre de 2012

Pan,pan,pan...

Ya han pasado casi dos semanas desde la última entrada,esto va rápido!Sofía ha puesto más de un  kilo, ha crecido algún que otro centímetro, yo he vuelto a trabajar...Han pasado unos cuantos días y no he parado de cocinar  y mientras cocinaba  (siempre con música) algo ha despertado, definitivamente, en mi: quiero hacer pan. Si, es el  gran descubrimiento de esta semana. Me gusta hacer pan, disfruto haciendo pan, metiendo las manos en masa, pesando ingredientes, oliendo el rastro del pan recién sacado del horno. Me gusta hacer pan, me gusta mucho.Es decir me he dado cuenta de que quiero investigar, profundizar, estudiar como se comporta la harina al entrar en contacto con el agua, la levadura, que pasa en los momentos de reposo, quiero saber más, mucho más. Así que he ido a mi librería de toda la vida y le he pedido a Ángel( el librero ) que me saque toda la literatura que tuviera sobre panes, sobre cómo hacerlos, tipos, recetas....me daba igual, lo que tuviera. He elegido dos libros y he reservado otros para el mes que viene (todo en un mes no puede ser). El primero es Pan, de Xabier Barriga. Un libro  con una introducción muy romántica sobre el oficio de panadero y un montón de recetas que poco a poco iré probando. Un libro que me ha lanzado directamente a la creación de mi primera masa madre! El segundo que compré fue El aprendiz de panadero, de Peter Reinhart. Este,concretamente, ha sido la perdición. Lo abro,lo miro, leo y releo continuamente. Este libro se parece más a lo que buscaba. Prefermentos, levaduras, gluten... Una locura,un paraiso.Respuestas, un libro lleno de respuestas. El caso es que sí, me gusta hacer panes, olerlos, sentirlos...ahora sólo me queda aprender y para ello hay que probar y probar.Por supuesto un libro que busco con ansia es Panes, de Richard Bertinet pero no logro encontrarlo por ningún lado.Habrá que esperar. Esto es una entrada resumen de mis últimos días entre masas y libros, con Sofía siempre cerquita y con Y haciendo de catadora de mis horneados (!besos rizos!). En este tiempo he encendido el horno en varias ocasiones para hacer pan. Hice un pan blanco con distintos moldeados y distinta suerte en cada uno de ellos. Es la primera imagen terrible que encabeza el texto ( no tenía otra,sorry). Mismo método de trabajo de la masa que la del video de Bertinet de la anterior entrada pero el cambio de moldeado no favoreció en nada el resultado final, aunque la trenza la hizo Y perfecta!Otro día entre toda la familia,pequeños y mayores preparamos unas oreo muy caseras y muy,muy  buenas,las de abajo!



El sábado pasado preparé pan brié siguiendo los pasos de la receta de Peter Reinhart. El apecto del pan era muy bueno, el sabor también pero creo que subieron poco. Algo falló en los tiempos de reposo.

 

El domingo hice las primeras ciabattas de una larga lista,seguro. El resultado no lo quería ni Cora, nuestra perra. Me miró como diciendo Tú estás de broma no? así que imaginaros dónde acabaron... Y entonces llegó el lunes. Volví a intentarlo. Le puse mucha más paciencia a cada paso, mayor atención. No me separé un instante del horno, salió esto:




Tres chapatas maravillosas con las que acabé de hornear...hasta el fin de semana.Seguro que no son las mejores pero si le pones un poco de tomate recién abierto y un chorrito de aceite de oliva virgen extra de la tierra os pegais todo el día pensando en ellas. Mañana subiré la receta porque ahora me puede el sueño...










 

4 comentarios:

  1. Que buena pinta tienen esos panes. Con tu permiso me quedo por aquí.
    Un saludo.
    http://hogardiez.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno estaba todo. Me vas a tener que pagar el gimnasio.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno estaba todo. Me vas a tener que pagar el gimnasio.

    ResponderEliminar